Benetússer da el primer paso para formar parte del programa ‘L’Horta camina’

El proyecto, que combina las acciones de los centros sanitarios, ayuntamientos, asociaciones y ciudadanía, tiene como objetivo la prescripción de la actividad física y social como receta para mejorar la salud de la población mayor de 18 años

Horta Camina - Benutússer

Benetússer, 09/11/2021
El Ayuntamiento de Benetússer ha asistido esta mañana a la primera reunión de trabajo para la puesta en marcha del proyecto comunitario de salud pública, ‘L’Horta camina’. El encuentro ha contado con la participación de representantes del Área de Salud Pública de Alzira, del Hospital Dr. Pesset Aleixandre y personal sanitario de los centros de salud de Benetússer, Alfafar y Sedaví, así como con la presencia de la alcaldesa de Benetússer, Eva Sanz, de la concejala de Educación e Igualdad, Ana Martín, y de otros representantes municipales de las poblaciones vecinas. De este modo, a partir del trabajo conjunto de centros sanitarios, ayuntamientos y ciudadanía, se han establecido los principios de colaboración para la puesta en marcha de una red de salud física y mental a través de la prescripción médica de caminatas que conllevarán un seguimiento evaluable de la situación del antes y del después de los pacientes. “Basándonos en experiencias de gran éxito, desde el Ayuntamiento de Benetússer ya trabajamos en firme para sumarnos en el 2022 a un proyecto que fomenta la mejora de los pacientes hasta en un 30% y ofrece alternativas para las personas que padecen situaciones de aislamiento y soledad”, declara la alcaldesa de Benetússer, Eva Sanz.

A través de ‘L’Horta camina’, los centros de salud podrían prescribir a los pacientes participar en el programa como un método de superar determinadas dolencias, favorecer la flexibilidad o reducir la tensión a través del ejercicio físico. Esta estrategia podría aplicarse tanto a pacientes con diabetes, obesidad o que sufren cardiopatías, así como a mujeres embarazadas, personas en rehabilitación o que experimentan síntomas de depresión asociadas con el aislamiento y la soledad. Para garantizar el éxito de la propuesta, será imprescindible la constancia y la asiduidad de las personas participantes, estableciendo una asistencia mínima a las salidas del 80%, como método para poder evaluar la mejora desde el estado físico de partida al resultante tras la participación en el programa.